Conclusión: puros calientes!