Dice la leyenda que hoy, en algunos lugares de la Tierra, donde abunda el cigarro y el alcohol, se levantarán unos vasos en honor a este sujeto.