Doomsurfing: El hábito de buscar malas noticias

¿Estás buscando de manera constante noticias negativas o chocante? ¿Demasiado atrapadx con noticias relativas a los abusos o injusticias que te alteran, pero que por alguna razón sigues buscando una y otra vez en Internet?

Si bien hay oficios y profesiones que debido a sus características -como la del reportero de crónica- debe lidiar con esto, hoy, debido al escenario de pandemia, el encierro y al mayor uso de los celulares para captar información, es probable que veas a varias personas realizando esta práctica.

Una que si no le pones cuidado, podría traer problemas para tu salud mental.

«Doomsurfing» y el «Doomscrolling»

Fue Kevin Roose, en el NY Times quien utilizó de manera masiva el concepto «Doomsurfing», término acuñado a fines del 2018 por un usuario en Twitter.

¿Y a qué se refiere el doomsurfing? Bueno, al hecho de consumir contenidos que finalmente, generan malestar físico y «borran la probabilidad de tener un buen sueño» . Algo que si lo llevas al plano de los móviles, le han denominado «Doomscrolling«.

Los chilenos y quienes vivimos en este país latinoamericano hemos tenido una clara exposición a este efecto desde el 19 de octubre, al ver el estallido social, con las consecuencias que esto ha traído para todos quienes habitamos acá.

Para el resto del planeta, seguramente desde que el Corona Virus los tiene encerrados en sus hogares, también han empezado a sentir este «malestar».

Lo que sumado a la falta de trabajo –11% declarado en Chile según el INE este 30 de junio, 13% de cesantía en EEUU-, también inducen a que las personas le dediquen más tiempo al doomsurfing.

Hoy, este neologismo está siendo revisado por Merriam-Webster, además de ser mencionada en dictionary.com como «una de las nuevas palabras creadas el 2020 debido al Corona Virus».

Atracción a lo negativo

Lo cierto, es que el ser humano tiene una tendencia al prestar mayor atención a las noticias negativas, señalan desde la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard.

Tal atención del ser humano es recogida por los algoritmos de varias redes sociales causando que la relación de contenidos conduzca a consumir aún más material de este tipo, haciendo que el «doomscrolling» parezca inevitable.

¿Las consecuencias de «dejarse llevar» por esta corriente de información negativa? Ansiedad, depresión, y si ya tienes dependencia a las redes sociales, seguramente ya sufres del síndrome «FoMO» (Fear of Missing Out, o «el miedo a perderte algo», algo típico de los adictos a las redes sociales).

¿Como reducir el Doomscrolling?

La recomendación -aparte de tener un terapeuta, si es que tienes el dinero-, es tener una serie de conductas para evitar que las noticias te afecten:

  • Silenciar / salirte de grupos de chat innecesarios. En particular aquellos con integrantes que presenten ansiedad, compartiendo en exceso información ya disponible en medios oficiales.
  • Tener un horario para el consumo de noticias. Tu cabeza debe descansar y lo último que necesitas ver, son noticias. Busca material que te distraiga al final del día, no que te produzca ansiedad.
  • Apaga tus redes sociales. Si no vives de las redes sociales, no es necesario que estén todo el día. Usa la tecnología para mantener contacto con quienes tú consideras tu familia o lo más cercanos.
  • Medita. Aprovecha las múltiples aplicaciones que ofrecen los celulares.
  • Vigila tu alimentación. La falta de ciertos nutrientes (Magnesio, Potasio, Vitamina D) te predisponen a entrar en cuadros de ansiedad y depresión. Una comida balanceada también ayuda.
  • Enfócate en labores domésticas. Si todo falla, deja tus redes en modo avión, habla con tus cercanos, haz una tarea en tu hogar. Para algunos, ordenar el hogar ayuda bastante.

¿Qué haces tú para controlar la ansiedad en estos tiempos de Corona Virus?

Fuentes: Ars Technica ; Wired