“En algún lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho tiempo que vivía un Hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor”.