¿Estamos claros?

“No envien dinero a la caridad cristiana por el terremoto en Japón. Necesitamos mantas y comida, no cajas con biblias y propaganda fundamentalista”.