La leyenda dice así: