pura, pura verdad. Había que tener un trozo de pizza para pasar la rabia.