Ricardo es un crack. O quizás le hacía a eso para estar con su tropa de amigos en la playa post maremoto.