Será un Presidente que convocará a los más preparados al gobierno y le dará el “sobre azul” a los “apitutados” y operadores políticos. Terminará con la “repartija” y el “cuoteo” que hoy operan en la Concertación. En su gobierno no habrá tolerancia ni con la incompetencia ni con la corrupción. ¡El que mete las patas se irá a la casa y el que mete las manos enfrentará la justicia!

Promesa número 8 del entonces candidato Sebastián Piñera (2009).