Uno de los “stands” de la marcha de ayer.

BELLEZA